Ernesto Palacio: “La cultura es también una obligación del gobierno”

Ernesto Palacio respondiendo a la prensa tras una conferencia en 2014 (Fotografía: Pablo Macalupú Cumpén / Camello Parlante)

El director artístico del Festival Granda, Ernesto Palacio, respondiendo a la prensa tras una conferencia en 2014 (Fotografía: Pablo Macalupú Cumpén / Camello Parlante)

El entusiasmo por la cultura en el Perú es cada vez mayor entre el público, pero siendo realistas ese mismo interés no se ve reflejado ni en empresas privadas ni en el mismo Gobierno. Sobre este último nos referimos específicamente a toda la base legal necesaria para que las entidades culturales privadas puedan sostener económicamente su presupuesto para realizar todo tipo de actividades (conciertos, recitales, óperas, conferencias, grabaciones audiovisuales y demás).

El Festival Internacional de Ópera Alejandro Granda es de esas instituciones que cada año suma esfuerzos entre amantes de la música y consideradas compañías que con sus aportes permiten traer interesantes productos de calidad a Lima. Es que hacer ópera “cuesta un dineral”, nos comenta el director artístico Ernesto Palacio, el cerebro del Festival Granda que está pendiente de cada uno de los detalles del evento.

En abril presentarán Lucia di Lammermoor, de Gaetano Donizetti. Una ópera muy conocida que, en esta oportunidad, reunirá a un elenco interesante encabezado por la soprano australiana Jessica Pratt, el tenor polaco Arnold Rutkowski, el barítono coreano Julian Kim y el bajo croata Marko Mimica. Palacio ha destacado que este elenco tiene elementos jóvenes e importantes que se complementarán unos a otros para lograr óptimos resultados. Hemos hablado con él para hacer un balance de la edición pasada, la necesidad de apoyo económico para el desarrollo del Festival y el futuro de este evento.


Síguenos en Facebook / Twitter: @CamelloParlante 


– En Lima y a nivel regional, latinoamericano, se comenta sobre la calidad artística del Festival Granda…
– Nosotros vamos adelante siempre con muchas ganas de hacer cosas buenas. Tratamos de poner la experiencia y los contactos que tengo al servicio de un mejor espectáculo en Lima, pero es siempre difícil. Es la angustia de ver si al final puedes pagar lo que has programado con la venta de boletos, porque cada día los sponsors son menos y no hay ayuda en ese sentido. Cuando uno termina, termina cansadísimo porque no has gozado. Sí, el nivel artístico ya desde el primer ensayo a uno lo satisface, pero si tuviéramos mayor apoyo de auspiciadores podríamos hacer incluso más cosas, tenemos que ir prudentemente. Con un espectáculo al año y aprovechando de la presencia de Juan Diego con óperas que él quiere debutar. Así será en 2016 con Werther y 2017 con La Traviata. Como habrás visto, todos los que vienen al Festival Granda han salido más que contentos.

Este año presentaremos Lucia di Lammermoor. Para este reparto he conseguido figuras buenas, voces que se compenetran y espero que el resultado sea bueno.

– En cuanto a resultados artísticos usted ha demostrado ser bastante exigente y autocrítico. ¿Cómo evalúa la edición del 2014?
– No sé si es autocrítica, es ver la realidad. Nosotros hemos tenido aceptación total de parte de quien vino sea por el aspecto vocal del elenco artístico, que fue notable; la parte escénica también gustó, impresionó. Hemos tenido suerte de contar con un muy buen iluminador que supo crear atmósferas muy positivas y tengo que decir que la orquesta se comportó muy bien y el coro (Nacional) también; los bailarines igual. En la primera función tuvimos menos público del que hubiéramos querido tener y puede ser que en ese aspecto los precios de las entradas más caras hayan desilusionado a muchos, porque en cambio los pisos más altos, tercero y cuarto, estuvieron súper agotados muchos meses antes del festival. En cambio, los de abajo, que costaban más caros, desilusionó a algunos. El problema grave que tenemos en el Perú es que si queremos ver este tipo de espectáculos eso cuesta. El Perú no aplica ni el sistema europeo, en el que el gobierno da dinero (a las entidades culturales), ni del sistema americano, que es el que concede a los auspiciadores deducir impuestos del dinero que dan. No tenemos ni una cosa ni otra.

Yo no digo que el gobierno tenga que dar dinero para espectáculos. Entiendo muy bien que un país como el nuestro necesite que el gobierno se preocupe de otras cosas más importantes, tal vez; pero visto que no lo da y, creo yo, que la cultura es una obligación también del gobierno, entonces, la solución es la de finalmente reglamentar la ley de mecenazgo que ya existe. No es que tenemos que ir desde el principio, ya el Congreso dio la ley, ya fue aceptada, de manera que queda solo reglamentarla. Así podremos tener auspiciadores más fácilmente porque cada día es más difícil encontrarlos y, en consecuencia, se podrían bajar los precios de las entradas. De esta manera, muchas más personas podrían tener acceso a un espectáculo de una cierta calidad como es el que hemos hecho. Pero si lo queremos, hay que pagarlo porque cuesta. No es fácil reunir a un elenco así, una producción de esta manera. Los viajes, los hoteles, etcétera. Todo eso cuesta. No es que pagando 20 soles se resuelve todo eso, cuesta un dineral.

– Mantendrán, entonces, la rutina de una ópera por año.
– Sí, hacemos por ahora una sola. Ya veremos qué pasa en el futuro. Si las condiciones acá lo permiten y si es que se puede tener el gusto de programar. El Festival tampoco debe tener una temporada larga. Pero claro, en alguna ocasión hemos hecho más títulos. Tal vez se podría hacer dos títulos, pero siempre que las condiciones lo permitan porque sino nos vamos a la cárcel todos.

– En la primera edición del Festival se hizo una transmisión en simultáneo por televisión nacional, ¿no han pensado volver a los medios masivos de esa manera
– Parecería fácil, pero si quieres algo de este tipo tienes que pagarlo. Si llamo a un canal y digo, vean tienen la oportunidad de transmitir el Festival, me cobran. Tres o cuatro horas de transmisión tienen un costo y tengo que conseguir los sponsors para cubrir esas cuatro horas. Entonces, no solamente no nos dan nada, sino que tendríamos que hacer un gasto que, por ahora, no es posible. Por otro lado, siendo estos espectáculos de interés con la presencia de Juan Diego hay que estar muy atentos porque por ahí sale un DVD pirata de una cosa y la Decca pone el grito en el cielo porque tienen la exclusiva.

– Pero sí tendrán una producción discográfica de Atahualpa
– Sí, eso ya está preparado. Me ha llevado bastante tiempo y para abril ya podríamos tenerlo acá.

– Ahora hablemos de voces y específicamente de la evolución vocal de Juan Diego Flórez, cuando lo entrevisté en 2013, me dijo: “ni Juan Diego ni yo pensamos que Guillermo Tell sea la ópera para la cual nació. Tal vez sí, lo veremos, no lo sé”. Pese a ello los resultados fueron satisfactorios, tanto en Lima como en Italia.
– Generalmente, al 99.99% todos los artistas maduran un personaje escénica o vocalmente conforme lo van haciendo. No es que el debut es pluscuamperfecto. De hecho pasó así con el Guillermo Tell. El Tell del cual está por salir el DVD de la producción de Pesaro fue muy superior al que hizo aquí en Lima porque lo profundizó más, porque trabajó con músicos importantes como un director de orquesta y de escena como Michele Mariotti y Graham Vick, de manera que todo eso va ayudando al progreso. Por ejemplo, cualquier persona que es inteligente, como tú dices, tiene autocrítica y ve dónde puede mejorar su producto.

Veamos, el mismo Jean Louis Pichon que fue regista en nuestra producción (Roméo et Juliette, 2014) cambió varias cosas respecto a la primera vez que la hizo en Chile. La mejoró. Había una escena final en donde los dos están muertos y entraban otros personajes también muertos, en fin, yo tenía temor en decírselo, pero él me comentó: “¿sabes?, he preferido quitar esta escena”. Y le dije “ah, me parece fantástico”. Eso es lo que lleva adelante un producto personal. El poner atención a lo que tú haces para eliminar errores. Para eso se necesita autocrítica y ponerse en observación sobre qué cosa puedes mejorar.

– ¿Y Roméo?
– Es totalmente distinto. Roméo es un personaje romántico, de los que muy pocos ha hecho Juan Diego. El hecho de morir en escena, es la primera vez. Si bien el aria la tiene muy cantada en casi todos sus conciertos, era también primera vez que hacía los otros dúos y partes de la ópera. Digamos que se sale del cliché normal al cual él está acostumbrado. Y la verdad que con la agenda que tiene, tan llena de cosas, actividades, conciertos, óperas, trabajo y con todo el tiempo que emplea para Sinfonía por el Perú, buscar sponsors en Europa y seguir a los chicos que están allá y demás, aparte de su familia, tiene un poquísimo tiempo para estudiar. De hecho, estudió el Roméo muy rápidamente, pero encuentro que la vena romántica de esta ópera está en su organismo. No es una forzatura que lo lleva por otro camino, le viene muy natural. De hecho algún tipo de canto como la Linda di Chamounix u otra ópera más cantable que hizo últimamente lo llevó a este logro también en el Romeo.

– Entonces el producto ha sido…
– Bastante resuelto. Bastante. Estoy seguro que la próxima vez que lo haga añadirá alguna mejoría, alguna cosa.

– Pero hay muchos que solo quisieran verlo en Rossini…
– Bueno, la gente prefiere poner etiquetas a todo, siempre.

Juan Diego Flórez y Venera Gimadieva en Roméo et Juliette, de Gounod, 2014 (Fotografía: Coro Nacional del Perú)

Juan Diego Flórez y Venera Gimadieva en Roméo et Juliette, de Gounod, 2014 (Fotografía: Coro Nacional del Perú)

– ¿Usted aún lo asesora en repertorio?
– Sí, conversamos siempre de todo. Él a veces está un poco en las nubes y me dice “¿por qué no hacemos esto?” Y yo le digo “porque no se puede, etcétera”. Soy más práctico. Pero Rossini lo seguirá haciendo, de hecho ahora canta La Donna del Lago, en el Metropolitan; en la Scala, el Othello de Rossini. Eso no se deja de lado. No ha habido un corte. En otras óperas, sí. Algunas como Cenerentola o Italiana no le atraen más. Pudiendo escoger, uno elige lo que más le gusta. Yo creo que este tipo de canto más romántico, musicalmente, le parece más interesante y esa es la curiosidad musical que lo lleva a escoger estos papeles.

– ¿Está en el camino de Kraus?
– Bueno, digamos que lógicamente es por ahí por donde va la voz. Si en alguien se parece el canto de Juan Diego es a Kraus, lógicamente Kraus no tuvo los primeros años rossinianos, solo cantó Barbero y poco; desde que comenzó, cantó repertorio lírico. Digamos que es sintomático que los que fueron fans de Kraus sean fans de Juan Diego Flórez hoy en día. Entonces, sin querer fotocopiar a nadie, es por allí por donde va. No por el repertorio ni las características de Pavarotti, de Domingo, de Carreras, de Corelli o de Del Mónaco, no… va por el camino que fue de Kraus. Sobre todo por la elegancia del fraseo y del canto.

– Además del Festival Granda, usted también preside el jurado del concurso anual de Radio Filarmonía, ¿cómo encuentra las voces juveniles y locales?, ¿qué recomendaría a quienes quedan en el camino y no logran ganar?
– Cuando en un concurso uno es eliminado, eso debe servirle para reflexionar y mejorar. No para caerse de entusiasmo. Los concursos son muy especiales. Yo no hice muchos. Solo tres. El primero tuve la suerte de ganarlo. Fue el de Reggio Emilia, se llamaba Achille Peri, en el 71. Luego, me presenté a otro concurso para escoger el elenco del Elixir de amor y éramos cinco tenores en la semifinal y de esos cinco pasaron cuatro a la final. O sea, todos menos yo. Esa noche no dormí, lógicamente; yo tenía 24, pero eso me hizo reflexionar. Lógicamente a veces pasan cosas raras. Cuando el jurado es muy variado tiene opiniones muy diversas uno de otro y al final son los votos que cuentan. Pero es así. Luego tuve la fortuna de ganar un concurso muy importante que fue definitivo: el de Nuevas Voces Rossinianas, tenía 25 años y eso fue por televisión. Ahí empezó mi carrera.

El concurso puede ayudar. Tiene que ayudar si es que se gana o no se gana. Si uno es eliminado sirve para reflexionar y mejorar, si es que uno entiende bien las cosas y analiza por qué ha pasado otro y no tú. Eso es muy importante. Lógicamente, eso es lo que yo espero.


Lee también: Festival Granda presenta Lucia di Lammermoor en abril.


Ernesto Palacio (al centro), junto a Juan Diego Flórez y Martha Mifflin en el jurado del III Concurso de Canto Lírico de Radio FIlarmonía (Fotografía. Radio Filarmonía)

Ernesto Palacio (al centro), junto a Juan Diego Flórez (derecha) y Martha Mifflin (izquierda) en el jurado del III Concurso de Canto Lírico de Radio FIlarmonía (Fotografía. Radio Filarmonía)


++* BONUS TRACK ++* 

Otras preguntas y respuestas que merecen ser leídas.

– ¿Disfruta la ópera contemporánea?
– Eh… no. Nací fan de la ópera, después fui cantante y sigo siendo fan de la ópera. Tengo mis limitaciones de gustos. Yo canté cosas contemporáneas. Una de las experiencias más importantes que tuve fue cuando canté en el Festival de Spoleto la Lulu de Alban Berg con la regia de Roman Polanski. Aprenderme eso me costó una eternidad porque fue dificilísimo, pero después haciéndola tuve mucho gusto, verdaderamente. Incluso musicalmente. Pero si alguien ahora me dice “vamos a ver Lulu” yo le digo “no gracias”. Prefiero ver Attila o Ernani, qué se yo. Me encanta Verdi.

– ¿Entonces habrá más Verdi en el Festival Granda?
– Vamos a ver. Las ganas de hacerlo están, pero vamos a ver qué se presenta.


Anuncios

2 comentarios en “Ernesto Palacio: “La cultura es también una obligación del gobierno”

  1. Pingback: Allex Aguilera: “Lucia di Lammermoor no tiene fronteras” | Camello Parlante

  2. Pingback: Ernesto Palacio, nuevo director del Rossini Opera Festival de Pesaro | Camello Parlante

Comenta, pues

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s