Sir Simon Rattle y las salas de concierto en Londres

Sir Simon Rattle, director de la Berliner Philharmoniker (Fuente: Deutsche Bank Group).

Sir Simon Rattle, director de la Berliner Philharmoniker (Fuente: Deutsche Bank Group).

Como era de esperar, la visita de Sir Simon Rattle y la Berliner Philharmoniker a Londres no ha pasado desapercibida. Esta llamó la atención no solo por sus presentaciones sino también por algunas declaraciones que hizo el director de orquesta inglés la semana pasada y que abrió el debate respecto a las salas de concierto y las orquestas en Londres.

Durante una entrevista para la BBC, el maestro insinuó que podría volver a la capital británica si es que construyen una sala de conciertos de clase mundial. “Los amantes de la música de Londres y el país se merecen tener algo donde las orquestas puedan florecer. No tienes idea de lo maravilloso que sonaría un conjunto como la London Symphony Orchestra en una gran sala de conciertos”, aseguró Rattle.

De acuerdo con Barry Millington, del Evening Standard, Rattle está en lo correcto y Londres sí necesitaría una nueva y gran sala de conciertos. Asegura que, por ejemplo, el Barbican Hall, donde se presentó Rattle, ha sido útil moderadamente durante más de treinta años, pero no es comparable a grandes salas de concierto como la Musikverein de Viena, el Concertgebouw de Ámsterdam o el mismo auditorio de la Berliner Philharmoniker. Sin embargo, él ve un tema más allá: el de la voluntad política para construir un proyecto de grandes magnitudes y para ello también podría ser determinante que el Reino Unido se encuentre a solo unos meses de sus próximas elecciones locales.

Por el contrario, Ivan Hewett, del diario The Telegraph, ha rechazado la afirmación de Simon Rattle. Está convencido de que no se necesita una sala mejor para poder apreciar la música. La razón por la que no hay una ‘súper orquesta’, dice el periodista cultural, “no es porque nos falte un Musikverein, sino porque no financiamos a nuestras orquestas lo suficientemente bien como para que puedan ensayar adecuadamente”. Hewett insiste en que la música y el gran arte lo crean las personas y no los edificios, y no considera necesario construir una gran sala sobre todo en tiempos económicos complicados. Para él, esa situación no le quita la grandeza cultural y musical a Londres.

El debate sigue, mientras que también se rumorea el posible regreso de Rattle a tierras británicas en dos o tres años para asumir el cargo de director principal de la London Symphony Orchestra. Lo que bien saben en el Reino Unido, es que Sir Simon es un fenómeno artístico o como escribió Ed Vulliamy en The Observer el domingo pasado, “es el británico que ha tenido mayor impacto directo sobre las artes en todo el mundo”. A Rattle se le conoce también como una persona luchadora y persistente. Para algunos puede ser una vanidad poner como condición una sala de conciertos de nivel mundial para su regreso a Londres, pero otros, entre ellos Millington, creen que esa idea no se puede descartar tan pronto. Quizá al final le den en el gusto. Gana él y gana Londres.

Anuncios

Comenta, pues

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s