Maxim Vengerov. Histórica noche en el Auditorio Santa Úrsula

Maxim Vengerov y Vag Papian antes de su recital en Lima, el 14 de octubre de 2014 (Foto: Sociedad Filarmónica de Lima)

Maxim Vengerov y Vag Papian antes de su recital en Lima, el 14 de octubre de 2014 (Foto: Sociedad Filarmónica de Lima)

La noche del 14 de octubre pasará a la historia luego del recital que ofreció el violinista ruso Maxim Vengerov en el Auditorio Santa Úrsula, invitado por la Sociedad Filarmónica de Lima, Perú. Desde el inicio el artista estuvo en plena forma interpretando las Sonata para violín y piano en la mayor, de César Franck; y la Sonata Nº 1 en fa menor, op. 80 de Sergey Prokofiev, demostrando sus increíbles capacidades para dominar los pasajes apasionados y otros más virtuosos.

La segunda mitad del programa ha sido, como él mismo la presentó, un recorrido por los diversos estilos de las composiciones para violín, desde Brahms hasta Kreisler, pasando por Paganini, Wieniawski, Ysaÿe. Cada pieza intercalada con una anécdota o una historia sobre la obra interpretada, que hizo realmente entretenida esta parte. Si bien Vengerov se lució a lo largo de toda la presentación, este era el momento para conocer al detalle su extraordinaria técnica y disfrutar plenamente su virtuosismo, emocionando al público con los trabajos de Kreisler y el famoso Capricho Nº 24, de Paganini. Personalmente, destaco su perfecta interpretación de la Sonata Nº 3 de Eugene Ysaÿe. Vengerov también nos dio cuatro propinas una canción de Gabriel Fauré, las Danzas Húngaras 1 y 5 de Johannes Brahms y Meditación, de la ópera Thaïs, compuesta por Jules Massenet. El pianista Vag Papian ha sido un muy buen acompañamiento para Vengerov, demostrando la compenetración que hay entre ambos. Vale recordar que ellos han realizado giras por Europa, Estados Unidos y otras partes del mundo e incluso han dejado registrada su colaboración en un disco para EMI Classics.

Terminado el recital que duró casi tres horas (aproximadamente dos horas y media de música), el entusiasmado y joven público limeño se quedó esperando a Vengerov afuera del auditorio durante casi 20 minutos y, pese a las advertencias de la seguridad de guardar silencio, la gente aclamaba su nombre hasta que finalmente Maxim salió, agradeció, saludó a todos y dijo que debía irse. Esperamos su pronto regreso. De nuestra parte, solo queda agradecerle por la increíble noche de música y a la Sociedad Filarmónica de Lima por el inmenso esfuerzo y trabajo para traer a un artista de este calibre.

Maxim Vengerov en Lima, al final del recital. (Foto: Pablo Macalupú-Cumpén / CamelloParlante)

Maxim Vengerov en Lima, al final del recital. (Foto: Pablo Macalupú-Cumpén / CamelloParlante)

Vengerov interpretando la Sonata 3, de Ysaÿe. Fuente: YouTube / Aventi Music.
[youtube https://www.youtube.com/watch?v=Bg1NUBLK1tk]
Anuncios

Comenta, pues

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s