Enrique Bernales: “Tenemos que renovar la ópera”

Durante la conferencia de prensa de Aída conversamos brevemente con el presidente de la Asociación Romanza, Enrique Bernales, a quien le pedimos nos haga un balance de la temporada anterior y nos resuelva unas dudas musicales/operísticas.

A modo de estreno de una nueva sección, les presentamos nuestras “Cinco Preguntas”.

Pablo Macalupú-Cumpén: Romanza es la única que ha afrontado el homenaje a Wagner y Verdi juntos por su bicentenario…

Enrique Bernales: Y espero que otras instituciones también lo hagan porque es algo muy importante y yo creo que es un homenaje, casi un agradecimiento. Cuántas cosas en nuestra vida hemos disfrutado  porque hemos escuchado un pasaje de una ópera de Wagner o una coral de Verdi. Eso no se puede olvidar.

¿Podría hacer un balance de la temporada de Romanza en el 2012?

Bueno, sabes que nosotros hacemos diversas actividades a lo largo del año. He mencionado el concierto sacro, que para nosotros fue una experiencia vital cantar delante de 30 mil personas. Fue una experiencia emotiva muy hermosa, pero no es la única porque hemos tenido Turandot que ha significado un esfuerzo de producción como nunca se ha hecho antes en el Perú.

Más de 300 artistas en escena, la presencia de todos los elencos, el Coro Nacional, el Ballet Nacional, el Coro de Niños, la Orquesta Sinfónica Nacional. Traer artistas del nivel que se trajo. 60 figurantes, una cosa impresionante. Y hacer la adaptación del Parque de la Reserva a un escenario de ópera fue importante. Además, la colaboración de la Municipalidad de Lima y Emilima que entendieron la naturaleza del espectáculo. Así como la generosidad de la Universidad de San Martín de Porres.

Luego ya en la temporada en el Teatro Municipal: Don Giovanni y Marina en medio de enormes dificultades porque estaba cerrada la calle, había gente con temor. Sin embargo, la cosa resultó bien. Ahora, mucha gente no se dio cuenta de que Don Giovanni era la adaptación a la Lima del siglo XIX y con los personajes adaptados un poco a las circunstancias limeñas.

Y finalmente Marina, que se hizo el esfuerzo por primera vez de incorporar elementos audiovisuales, provenientes del cine. Queríamos actualizar una Marina que muchas veces es muy criticada porque es demasiado romántica, imitación de Donizetti, demasiado siglo XIX y había que limpiar eso. Se hizo con un mérito notable, con el director de escena Emilio Montero que es el primer y único director de escena peruano que se ha atrevido en hacer ópera y zarzuela.

Y en el aspecto financiero, ¿hubo mucho apoyo a Romanza?

Eso es algo que todos los años debemos trabajar muy intensamente, porque por espectáculos tenemos el apoyo de universidades como la Universidad de San Martín de Porres y la Pontificia Universidad Católica del Perú. Nunca hemos tenido apoyo del estado. Es la primera vez que estamos entrando a esta experiencia en coproducciones que ojalá nos vaya bien porque, si no hay coproducción o participación más intensa del Estado, el género lírico termina siendo muy caro. Nosotros tenemos que renovar la ópera a las características de cómo se está dando actualmente.

Por ejemplo, me contaba Andrés Veramendi que él ha hecho muchas “Traviatas” en escena original del Siglo XIX. Pero en la que debutará en Lisboa es totalmente distinto: la Violetta no sufre tuberculosis sino tiene otro tipo de enfermedad que mejor no la menciono. Y él no es un noble sino un pituco que juega al golf. Me dijo “yo al comienzo no entendía de qué iba todo esto”, pero al final entendió que la propuesta es abrir el espectáculo manteniendo la estructura musical, pero haciendo modernizaciones.

Y ya que me habla de propuestas, justo con Aída ustedes optaron por llamar inicialmente a Andrés Veramendi, un tenor lírico, para cantar Radamés; pero ahora se ha conseguido una voz muy distinta como la del tenor spinto José Azócar. ¿Por qué decidieron cambiar la propuesta?

Por coincidencia, porque justo  cuando estaba en conversaciones para hacer Aída aquí, que ya había hecho en Madrid, entró lo de Lisboa, entonces él planteó, hizo la consulta, yo a su vez hice la consulta con colegas que me dijeron algo muy cierto: “Cómo un cantante peruano va a dejar de participar en el teatro que históricamente consagró a Alfredo Kraus y María Callas… es la oportunidad de su vida”, entonces le dije “Te vas a Lisboa” (sonríe).

Respecto a la Temporada 2013 de la Ópera de Lima se ha comentado que ya no va Doña Francisquita.

Sí, no va por los problemas internos del Teatro Argentino de La Plata, porque esta iba a ser una coproducción con ellos. Al final todo se vino al suelo, pero estamos pensando en hacer “La del Soto del Parral”. Ya veremos.

*Fotografía: La República
Anuncios

Comenta, pues

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s