Olga Shimasaki: “Estamos felices de inaugurar por fin el Gran Teatro Nacional”

La maestra Olga Shimasaki es una de las más destacadas bailarinas peruanas quien desde los años 80 dirige al Ballet Nacional, el primer elenco dancístico del país que, después de muchos años, tendrá una sede estable en el Gran Teatro Nacional del Perú (GTN).

Hace algunas semanas la agrupación de baile inició los ensayos de “Akas Käš: la promesa del guerrero” ópera compuesta por el peruano Nilo Velarde especialmente para la temporada inaugural de este nuevo teatro.

Y claro que esta será una verdadera inauguración. La maestra Shimasaki Okada recuerda que lo realizado el año pasado, en julio, una semana antes de que García deje el gobierno, fue una reunión cerrada, una ‘preapertura’ y no una inauguración propiamente dicha. Inclusive ella siendo directora del primer elenco de baile del país no fue invitada a ninguna de las dos presentaciones y comenta que recién hace unas semanas ha visitado este teatro por primera vez.

A pesar de ese mal recuerdo, la directora del Ballet Nacional no oculta su alegría al saber que esta será la nueva sede de los seis elencos nacionales de los cuales cuatro ya se juntaron para ensayar por primera la obra el pasado 29 de junio y cinco serán los que se presenten ante el público en el Gran Teatro Nacional.

¿Podría contarnos más sobre su trabajo a nivel profesional hasta su llegada al Ballet Nacional del Perú?

Yo he trabajado profesionalmente en Argentina, Chile y Brasil. Cuando regresé al Perú entré como primera bailarina y maestra al que era en ese entonces el Grupo Nacional de Danza. Luego, a finales de los años 70 esta agrupación cambió el nombre a Ballet Nacional tras fusionarse el Grupo Nacional de Danza, el Ballet Moderno de Cámara y el Ballet de San Marcos.

Ahí he seguido como bailarina principal, maestra, coreógrafo, repositora, hasta el año 1988 donde me encargaron por un año la dirección del Ballet y luego me nombraron directora titular.

¿Qué actividades han realizado como elenco profesional en estos años?

Nosotros tenemos cuatro temporadas grandes más las giras al interior del país. Hemos podido ir a Trujillo y Arequipa con mucho éxito. En años anteriores también hemos ido a la selva.

Lo más gratificante es que hemos llegado a los rincones más profundos de la selva como Shiviyacu y Andoas (en Loreto) cerca de la frontera con Ecuador; también hemos bailado en Toquepala, Cuajone, en la sierra del país. Hemos recorrido por todas partes, menos Cuzco. Nos falta hacer la gira por allá.

¿Y cómo es la recepción del público?

Uff, bastante, la gente está deseosa de recibir a un elenco profesional. Nosotros les presentamos las obras tal cual se hacen aquí en Lima, con escenografía, vestuario… llevamos toda nuestra producción. El público queda fascinado y muy agradecido.

Es que a esos sectores llegan muchas veces solo grupos folclóricos o vedettes, pero no una compañía clásica profesional, solamente nosotros.

Maestra Olga Shimasaki, directora del Ballet Nacional

La maestra Shimasaki es una de las bailarinas más destacadas del país y desde los años 80 es directora del Ballet Nacional del Perú.

¿Cómo realizan sus presentaciones?

Nosotros hacemos dos cosas: presentaciones didácticas para escolares en donde les enseñamos desde cómo se forma un bailarín hasta cómo llega a ser profesional; y aparte realizamos funciones para el público en general.

¿Y qué sucede si hay algún niño o niña quiere estudiar ballet?

De hecho, muchos niños nos han preguntado cómo pueden hacer para estudiar ballet. Por ejemplo en Arequipa, Tacna, Trujillo tienen academias, pero en Iquitos, Andoas, Tarapoto todavía no se ha formado ninguna escuela ni academia.

Mi propuesta siempre ha sido hacia el Ministerio de Educación. Hemos propuesto a este despacho que se forme un área que capte a profesores y maestros de la danza y abran un campo de estudios en esas zonas con apoyo del ballet nacional.  Seguimos insistiendo con esta recomendación.

Por otro lado, sabemos que aquí en Lima hay ‘n’ cantidad de academias y existe una Escuela Superior de Ballet. No obstante, pienso que la zona de donde salen mayor cantidad de bailarines varones es en Trujillo.

¿Cuál sería la razón?

Debe ser porque la gente está deseosa. Aquí (en Lima) si un niño le dice al papá quiero estudiar ballet, el papá le responde “hijito, por qué mejor no piensas estudiar tal cosa…”, en cambio en Trujillo un niño pide estudiar eso y recibe apoyo de sus padres.

¿Tal vez hay un poco de prejuicio?

Parece, ¿no? Y quizá los padres prefieren que sus hijos hagan gimnasia, deporte, no sé… pero en Trujillo hay un grupo muy dedicado al arte en general, sea la música, el teatro, el ballet. Tanto es así que nosotros tenemos muchos bailarines trujillanos.

Y a nivel nacional, ¿cuál es su opinión respecto de la situación general del ballet en el país?

Siempre es el factor presupuesto, porque entendemos que el estado tiene prioridades como sacar adelante a niños más necesitados, educación…

Pero la difusión de la cultura es parte del desarrollo…

Sí, por eso es que ahora tenemos al Ministerio de Cultura con el que recién hemos cumplido un año y medio.

Yo creo que estamos yendo por muy buen camino, pero hay que darle tiempo al tiempo para que esto se organice un poquito mejor. Nosotros estamos felices de que exista un Ministerio de Cultura y sobre todo estamos muy contentos de que por fin vamos a inaugurar este Teatro Nacional.

En ese sentido, ¿los elencos están recibiendo el presupuesto necesario?

Bueno, todos están haciendo un gran esfuerzo para que esto funcione y marche bien. Yo como directora, debo apoyar a los ministros que entran porque todos tienen un gran deseo. Nadie se queda con los brazos cruzados, sino que todos tienen muchas ganas de que la situación mejore.

Nosotros que somos cabezas de los elencos también estamos apoyando en eso y estamos muy felices de que podamos debutar en este gran teatro. Es hermoso… está realmente hermoso. Espero que todo el público que lea esta entrevista venga a conocer el Gran Teatro Nacional.

Mauricio Salas, director de los elencos nacionales, presentando los nuevos ambientes del GTN al Ballet Nacional (Foto: Ministerio de Cultura)

Mauricio Salas, director de los elencos nacionales, presentando los nuevos ambientes del GTN al Ballet Nacional (Foto: Ministerio de Cultura)

¿El Ballet Nacional ya se está instalando en el GTN?

Sí, nosotros fuimos el primer elenco que se mudó para allá. Estamos muy agradecidos porque desde que uno tiene un espacio hermoso con harta luz, amplio, cómodo, los bailarines tienen muchos más deseos de trabajar. Eso es bueno, es motivador. Ahora todos estamos a full trabajando.

En adelante todas las temporadas serán ahí.

Sí, todas las temporadas.

Entonces se olvidarán del Auditorio Los Incas…

Aquí solo haremos las funciones didácticas para escolares porque ellos prefieren un sitio más familiar, más cercano a los artistas. Además que en estas presentaciones hacemos preguntas a los niños y ellos también tienen la oportunidad de acercarse a los bailarines e interactuar con ellos. Por eso preferimos el Auditorio los Incas para este tipo de actividades, pero todas las temporadas grandes sí van al Gran Teatro.

Recuerdo que antes de que el ballet viniera al Museo de la Nación, nosotros ensayábamos de un museo a otro y no teníamos un espacio estable. Este es un avance positivo para la cultura: Ya hay una tranquilidad de trabajar y saber a dónde llegar todos los días, y ahora que tenemos el GTN qué mejor aliciente para los artistas.

¿Qué nos puede contar sobre Akas Käš?

Bueno, es una obra no precisamente exacta a la historia del Señor de Sipán, pero sí es una fantasía, dirigida a Sipán. Ahí se mezclará ballet, coro de adultos, coro de niños, el elenco de folclor y la Orquesta Sinfónica Nacional. El libreto lo escribió la dramaturga Celeste Viale y la creación musical es de Nilo Velarde, que es un compositor joven con muchas condiciones.

Hace algún tiempo trabajamos con él la puesta en escena de Rasu Ñiti, que fue un gran éxito. Por eso los directivos convocaron a Velarde para esta presentación.

¿Desde cuándo están ensayando para esta obra?

Desde hace varias semanas. En realidad, estamos muy avanzados. Esto va a salir hermoso. Empezando por el entusiasmo que tenemos, todo esto saldrá maravilloso. Además que tenemos un equipo de producción muy dedicado.

¿Luego de Akas Käš, qué viene para el Ballet Nacional?

Bueno, vamos a reponer en grande y mejorado la obra Salomé. Como el teatro tiene un escenario de mayores dimensiones, el maestro Jaime Pinto va a volver de Chile para mejorar y ampliar  la coreografía.

¿Y habrá convocatoria para nuevos bailarines?

Sí, precisamente para Akas Käš va a venir un bailarín chileno. Para Salomé vienen dos bailarines, uno de Chile y otro de Cuba.

Anuncios

Un comentario en “Olga Shimasaki: “Estamos felices de inaugurar por fin el Gran Teatro Nacional”

  1. Pingback: Salomé seduce esta noche al Gran Teatro Nacional | Camello Parlante | Por Pablo Macalupú Cumpén

Comenta, pues

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s