Lo que nos dejó el 2011

En este texto, que a muchos les puede gustar y a otros incomodar, les daré algunos alcances de lo sucedido el 2011, luego de un análisis interno que hice desde el primer día del año pasado hasta el último. Si algo les enoja piensen que esto, vamos, va en buena onda.

Nota: En la primera categoría (Lo positivo) el orden es muy importante y va de primer a cuarto lugar. 

Lo positivo

  1. Sinfonía por el Perú.- Sin duda lo mejor que ha sucedido en muchos años aquí en Perú es el Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles del Perú (SOIJP). De hecho, desde el lanzamiento del proyecto, este no ha hecho más que ir creciendo apuntando a la consolidación. Hay que destacar que este es un trabajo que no se concentra solo en Lima, sino también se realiza en diversas regiones del Perú a donde incluso no llega, injustamente, el arte de la música. Esto se logra por el apoyo de las empresas privadas que siguen políticas de RSE y apuestan por el SOIJP / Sinfonía por el Perú. Para quienes no saben, Sinfonía por el Perú es un proyecto de inclusión basado en el sistema creado por el maestro José Antonio Abreu en Venezuela hace más de 30 años. De este modo, por medio de núcleos se instruye a los niños con más bajos recursos en los instrumentos que deseen aprender para que de esta forma tengan una preparación musical de gran nivel y ocupen su tiempo en el arte y la cultura, en lugar de caer en vicios; así como también formarlos con toda la disciplina necesaria para aplicarla a cualquier aspecto de su vida. Por otro lado, se debe resaltar todo el esfuerzo que hacen los maestros, instructores y músicos que están apoyando el sistema. Así también el trabajo como director de orquesta del maestro Espartaco Lavalle a quien, desde aquí, felicitamos, ya que después de mucho tiempo se queda durante una temporada larga en Perú para preparar a la debutante orquesta juvenil y ocupar el cargo de director artístico de la SOIJP. Finalmente, hay que reconocer el buen trabajo de difusión que se ha realizado del proyecto, tanto en medios “tradicionales” como en social media, ejemplo que deberían seguir las asociaciones y hasta el mismo Ministerio de Cultura.
  2. Red Nacional de Orquestas.- Esta red del Ministerio de Educación dirigida por el maestro Wilfredo Tarazona se encarga de formar orquestas juveniles, infantiles y especiales en diversos puntos del país llevando la música a muchos rincones del Perú por medio de la realización de conciertos gratuitos y con inversión estatal. Esta red también está llamando la atención de los medios de comunicación con su trabajo y da a conocer que en Perú se está haciendo cosas importantes en música sinfónica con niños y jóvenes.
  3. Festival Granda.-  De hecho el Festival Internacional de Ópera Alejandro Granda ya está consolidado a nivel local. Los boletos se venden con velocidad por la calidad de artistas que vienen a participar en las obras que se presentan, que por el momento no llegan a más de dos, debido al alto costo que demanda a la asociación traer (y/o hacer) una producción. Ahora, las metas deberían ser consolidarlo a nivel internacional y mejorar el nivel de difusión a nivel local, incluido en redes sociales. Sobre esto último, por ejemplo, la cuenta de Twitter debería ocuparse más de la producción y no tanto de banalidades como que en el estreno de la ópera “x” se reúnen “celebridades” o “socialités”. ¡Por favor! Por comentarios así, la gente se espanta de la ópera y creen que son espectáculos presuntuosos. Dejen ese trabajo a los Polizontes o los reporteros de páginas sociales.
  4. Ópera de Lima.- Romanza preparó este año una buena temporada con tres títulos importantes. En general, buen reparto, buenos directores, producciones arriesgadas (sobre todo con Trovatore que, en mi opinión, pudo ser mejor a nivel escénico a pesar de toda la carga simbólica que tuvo). En resumen, una temporada muy lograda que esperemos se repita este 2012 con Don Giovanni, Macbeth, Bohème y Marina. Recomendación: si van a vender entradas en cazuela, no pongan pantallas con tan baja resolución o en todo caso sienten a un director de cámaras que se encargue de poner en pantalla algunos detalles de las escenas y cantantes, porque a la gente le aburre ver siempre planos generales.

 

Lo negativo

Teatro Municipal de Lima.- La reestructuración del Municipal trajo consigo un edificio bonito, adornado, dorado, pero con serios problemas de acústica y sobre todo una terrible visibilidad para quienes compran entradas en cazuela alta y baja.

Sabemos que este tipo de teatros no es para espectáculos amplificados, por lo tanto es indispensable que se escuche todo claramente desde la primera fila hasta la última de cazuela. Así que deben preocuparse en mejorarla. Respecto a la visibilidad, de hecho esta va disminuyendo de acuerdo a la ubicación, pero también debería apoyarse en un sistema de dirección de cámaras para que, quienes estén arriba puedan ver a través de las pantallas algunos detalles y no sientan que han pagado por las puras. Es la forma de hacer que el nuevo público tenga su primera experiencia  en un teatro de esta característica más agradable.

Teatro Municipal de Lima
Teatro Municipal de Lima

Otro punto negativo es que por el momento, el Teatro Municipal sigue siendo un espacio de alquiler. Ojo que la Municipalidad de Lima tiene mucho trabajo aquí: debe dotar de una administración especial al teatro, con elencos estables, producciones anuales, temporadas largas, etc. Y claro, al decir “administración especial”, me refiero a gestores con gran conocimiento del trabajo, no aficionados que intentan ser General Manager. Un verdadero administrador que se ocupe tanto por el repertorio tradicional, pero que además busque la forma de educar el oído del público con obras “menos conocidas”. Sí, ya sé que es por cuestión de venta de entradas, pero un verdadero estratega no le teme a esos retos ¿o sí?

Ministerio de cultura.-  Con incluir aquí al Ministerio de Cultura no quiero decir que hayan hecho mal las cosas (en verdad, sí). Lo que sucede es que no se avanza mucho desde que se creó el despacho y se puso a Juan Ossio de ministro, en el gobierno anterior.

Para nuestra mala fortuna, los dos primeros ministros no han dejado muchas cosas positivas y a nivel musical, los elencos siguen en la misma incertidumbre que tenían cuando estaban bajo la administración del viejo INC.

Con muchas dudas, esperaremos a ver si Luis Peirano hace algo realmente significativo para este sector tanto a nivel de interculturalidad, descentralización de la cultura, cuidado del patrimonio nacional y difusión y gestión de industrias culturales. Y a su community manager una recomendación: no postee de madrugada que a esa hora los peruanos dormimos.

 

Los coleguitas (eh, que no todos).- Esto es lamentable. El periodismo nacional cada vez se degrada con noticias superficiales. No encontramos un periodismo cultural bien concebido en el decano de la prensa y solo se puede ver un intento de buenas prácticas en La República con aspectos que, de hecho, pueden mejorar.

Además, poco se preocupan por los talentos nacionales.  En verdad, no deberían esperar a que todos lleguen a la fama internacional para darles un espacio porque aquí se están haciendo cosas importantes. Hay mucho por difundir, analizar, criticar e investigar. Ya saben que hacer periodismo cultural no es poner la agenda en el periódico. No sean flojos.

 

Ni positivo ni negativo (Pero sería negativo que no esté ni en uno ni en otro, ¿no?).

Teatro Nacional.- Como se puso de moda aquí en Perú, el Teatro Nacional también fue otro edificio en inaugurarse sin haber sido terminado. El ex presidente García tuvo la muy buena iniciativa (eso nadie lo niega) de hacer un teatro con la última tecnología. Pero su ego lo llevó a presentar dos espectáculos días antes de que termine su mandato en julio.

En esas fechas tuve la oportunidad de asistir al Nacional y puedo rescatar que la acústica del teatro es buenísima, así como el tamaño del escenario, la infraestructura, aunque en ese entonces estaba incompleta y todo en el foyer estaba cubierto de plástico. La obra todavía no se termina porque faltan algunos detalles.

Ubico al Nacional en esta categoría porque siento que estamos ante un recinto que, siguiendo la pésima tradición nacional de las últimas décadas, será un teatro de alquiler, idea que se hace más fuerte tras el anuncio de la licitación del edificio para este mes ¿en manos de quién caerá el Teatro?

Espero equivocarme y ojalá sea un teatro con una buena administración y una gran oferta cultural accesible a todos los que quieran disfrutar la música.

La red de periodistas culturales.- Buena iniciativa, pero espero que sienten bien las bases, ya que durante el conversatorio de presentación al que asistí encontré más discursos líricos (y aburridísimos) y pocos temas concretos en cuanto al trabajo del periodista cultural. Y, vamos… ¿es una red de PERIODISTAS culturales? O quizá es como le dijo Carlos Cook a un asistente “un término general” y que “puedes llamarte como te haga feliz”.

Si la cultura es desarrollo, el periodismo cultural debe velar por ese desarrollo, no tomar la profesión tan a la ligera. Si se toma esta especialidad como una pose o que si yo me llamo periodista cultural me hará “más feliz” o “más bohemio”, estaremos ante un concepto errado. A pesar de esos pequeños (?) detalles de planteamiento de su red, espero que todo vaya bien.

*Un Post scríptum a pedido del público: En verdad no “se me pasó” hablar sobre los elencos nacionales (entiéndase Orquesta Sinfónica Nacional, Coro Nacional, Coro Nacional de Niños, Ballet Nacional…) sino que en “Lo positivo” debía escoger solo cuatro, porque así está planteada esta nota. Así que aquí escribo lo que pudo ir en el 5to y 6to lugar.

5. Elencos Nacionales.- Si bien los Elencos Nacionales han cumplido su propósito de hacer temporadas importantes durante el 2011, invitar solistas y directores del extranjero. Lamentablemente, el Ministerio de Cultura, debidamente colocado en “Lo negativo” tiene muchas trabas legales y administrativas para que esta se desarrolle.

A pesar de todo esto, debe recibir una mención especial de entre todos los elencos la primera gira internacional del Coro Nacional de Niños en diversas ciudades de Europa. Una experiencia que sin duda enseñará a los chicos a apasionarse más por lo que hacen y también animar a los padres a que sus hijos participen de este elenco.

6. Animatissimo.- No sé si conozco muchos otakus, pero el año pasado escuché mucho de Animatissimo, tanto por redes sociales (más en Twitter, ojo ahí, chicos), como en medios tradicionales. Un trabajo interesante en el que este conjunto de cámara ofrece música de animes y videojuegos. De alguna forma, atraen también nuevo público hacia nuestra pasión que es la música sinfónica. ¡Bien por ustedes!

Anuncios

Comenta, pues

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s