Puccini 150 – La Rondine (1917)

 

Breve historia y generalidades de la obra

Junto a La Fanciulla del West y sus óperas iniciales, La Rondine es la que tiene menos representaciones en los teatros de ópera del mundo. Cuenta la historia que Puccini quiso que sea una comedia, pero terminó siendo trágica, o al menos dramática. Ya no estamos aquí ante la exacta heroína pucciniana, sino más bien ante una mujer que ama su libertad, como una Violetta de inicios del siglo XX. Y ya que se hizo la comparación, podría ser similar a la historia de la cortesana parisina, con excepción de que Magda, protagonista de La Rondine, no muere sino que regresa a su vida de diversión.

Los tiempos difíciles de la Primera Guerra Mundial trajo problemas para el estreno de La Rondine, Puccini intentó por todos los medios estrenarla, pero solo se pudo en el Teatro de la Opera de Montecarlo bajo la gestión de Sonzogno, la competencia directa de Ricordi, ya que este se negó a estrenarla en Italia.

 

La Rondine

Argumento

Acción: Paris y la Riviera, durante el Segundo Imperio

Acto I  – Atardecer en la casa de Magda, en Paris.

Magda, Rambaldo y amigos pasan la tarde en salón. El poeta Prunier alerta de la nueva moda amorosa en Paris: el amor sentimental; Lisette, camarera de Magda, dice que eso no existe, es más sencillo: “me quieres, te quiero, hecho”. Prunier se molesta con las actitudes de la camera  y Magda le pide paciencia. El poeta sigue hablando del amor sentimental, que es como una enfermedad y de las cursilerías que esto conlleva; Yvette, Bianca y Suzy se burlan, pero a Magda parece interesarle, el poeta continúa dando los detalles  de esta moda a la que nadie puede resistir, ni Doretta, su nueva heroína. Sobre ella ha escrito una canción que Magda le pide cantar, hace callar a los hombres anunciándoles que el poeta cantará, el tema: el amor; tema trillado, opina Rambaldo.  Prunier comienza a cantar sobre esta niña que su misterio nadie descubrió y que un rey le propuso amarlo por riquezas mas ella lo rechazó, el oro no la hacía feliz. Prunier se detiene y Magda pregunta por qué. No ha encontrado un final y Magda  intentará concluirla. Inicia de nuevo la canción, pero ahora adquiere tonos más idílicos, habla de un romance con un joven que la besa y le descubre la pasión y el amor. Todos admiran y adulan a Magda, la canción concluye diciendo que no importa la riqueza si la felicidad ha florecido. Incluso Rambaldo la felicita y a Magda le extraña, pues es un hombre muy “práctico”; lógico, dice Prunier, pues en el fondo de todos hay un diablo amoroso, pero Rambaldo asegura que el suyo está dormido y aprovecha la ocasión para regalarle a Magda un collar de perlas que había olvidado darle. Todos admiran la joya. Lisette entra anunciando que hay un joven que lleva dos horas esperando ver a Rambaldo y que pronto regresará, Rambaldo pide permiso para recibirlo, es  hijo de un amigo. Las tres amigas de Magda elogian la vida que Rambaldo le da a Magda, pero ella dice que el dinero no es todo, les pregunta si acaso no llegan a envidiar a las grisettes felices con sus enamorados. Magda les cuenta su propia experiencia: una noche, con su tía esperándola en casa, se escapó al Bullier, conoció a un hombre, bailo con él, tomaron unas cervezas, la besó, fue feliz, él le pregunto su nombre y ella el suyo, se miraron y luego ella se fue mientras una canción le decía que defendiera su corazón. Magda dice que quisiera repetir esas horas de felicidad. Las amigas llaman a Prunier y le dicen tener un nuevo argumento, pero se muestra poco interesado; no corresponde a sus gustos de artista ni es el tipo de conquistas que le llaman la atención, su mujer debe ser refinada, elegante, como Galatea, Berenice, Francesca o Salomé, pues ha nacido para grandes aventuras. Al ser cuestionado de cómo escoge a las mujeres dice buscar su futuro en la mano y se ofrece a leerles la mano, se acercan a un biombo y comienza con Magda. Lisette ha hecho pasar a Ruggero Lastouc, hijo de un amigo de Rambaldo. Prunier no quiere hablar de lo visto en la mano de  Magda pero ella insiste; le dice que quizá como la golondrina emigre al mar, al sol y al amor. Mientras Rambaldo pregunta a Ruggero si es la primera vez que visita Paris,  Prunier sigue leyendo la mano de las demás amigas. Rambaldo pregunta a Prunier a donde enviar a un joven de provincia a divertirse alegremente. A la cama, dice Prunier, la primera noche en Paris en solo una vana leyenda; Lisette se opone totalmente, es parisina y defiende su ciudad, llena de fascinaciones y que es como la primera vez que se ve la inmensidad del mar, asegura; Prunier se siente  indignado por el comportamiento de la camarera y Magda lo tranquiliza; le piden a Lisette sugiera a donde enviar a Ruggero, después de proponer varios lugares, que él ha ido apuntando, le dicen que el mejor lugar será el Bullier. Ruggero sale, Rambaldo se despide y todos pronto lo hacen, sólo quedan Magda y Lisette, que tendrá esa noche libre. Magda decide quedarse en casa, Lisette sale y Magda se queda pensando en las palabras que le digo Prunier,  ve el papel donde Ruggero anotó las sugerencias de Lisette, lee “Bullier” y entra al boudoir. Prunier y Lisette aparecen juntos, el poeta dice amar a la camarera y se preparan para salir mientras él le recrimina su atuendo, tomado del guardarropa de su señora; mientras ella va a cambiarse él le pide perdón a las musas por caer tan bajo, pero la ama; ya que ella a queda al gusto del poeta salen. Magda sale del boudoir arreglada como grisette y sale.

Acto II – Esa misma noche en el Bullier

El lugar está lleno de jóvenes estudiantes, curiosos, parejas y grisettes. Unos piden la cuenta, otros ordenan bebidas, floristas ofrecen sus flores y otros les hacen proposiciones a sus parejas. Ruggero entra y pronto se vuelve el blanco de más de una joven que quiere acompañarlo y  le preguntan su nombre, pero él se rehúsa y se sienta solo. Pronto aparece Magda a quien tratan de acompañarla un  grupo de jóvenes, pues ven que es nueva por ahí; uno de ellos le ofrece su brazo y ella lo rechaza, se preguntan sí tiene una cita y ella dice que si, para salir de apuros va y se sienta en la misma mesa que Ruggero y los demás se alejan diciéndoles que gocen la vida. Magda le pide disculpas a Ruggero y le dice que sólo lo hizo para salir del apuro y que ya se va, pero Ruggero le pide quedarse, pues le recuerda a las tímidas muchachas de Montauban, su pueblo natal. Él dice que admira a las muchachas que están en el lugar, pero le atrae mas una más sencilla, como ella y pronto la invita a bailar, Magda dice estar feliz estando en sus brazos y  el coro canta alegremente. Prunier entra reprochándole a Lisette su falta de buen comportamiento y educación mientras Magda y Ruggero se sientan cansados y piden un par de cervezas, ella recuerda su aventura juvenil en ese mismo lugar y brinda a sus amores, Ruggero le pregunta su nombre: Paulette, responde y él le dice el suyo, también le dice que no la siente extraña,  siente algo dentro de sí y se besan. Mientras unos jóvenes piden silencio para los enamorados Lisette reconoce a su señora y se alarma, pero Prunier que ya reconoció también a Magda y trata de encubrirla, le dice que no es cierto, que ha bebido de más; también ha reconoció a Ruggero y Prunier sugiere acercarse, el poeta saluda a Ruggero y le pide le presente a la joven que lo acompaña, la presenta como Paulette y está le pregunta a Lisette por qué la ve tanto, ella le explica que es el vivo retrato de alguien más, su patrona, quien es más elegante; Magda ríe y le dice que ella si lo es, Lisette confiesa que toda su vestimenta es tomada del guardarropa de su señora y ríen; Magda le pregunta a Prunier sí acaso esta es Salomé o Berenice. Ruggero propone un brindis, un brindis por una sonrisa fresca, una mirada profunda, Magda ha quedad conquistada y Ruggero dice darle su corazón, se declaran su amor mientras Prunier y Lisette se dicen también palabras amorosas. La multitud se ha acercado a admirar a los cuatro enamorados a los engalanan con flores, una guirnalda para  la musa y corona al poeta. Sorpresivamente aparece Rambaldo en el lugar, Prunier lo ve y Magda le pide alejarlo, el poeta le pide a Ruggero acompañe afuera a Lisette quien lo entretendrá unos momentos mientras el resto de los asistentes salen al jardín y otros se retiran pues, casi amanece ya. Prunier trata de alejar a Rambaldo, pero es este quien lo aleja a él y pregunta  a Magda que hace ahí, ella dice que no hay nada que agregar a lo que ya vio, él dice que entonces no hay problema y se retiren juntos, pero ella se niega, ama a  Ruggero y se queda; se disculpa de Rambaldo y este le dice que ojalá no se arrepienta y se va. El lugar queda prácticamente solo, a lo lejos se oye una voz que habla del amanecer, Ruggero regresa y le pide a su amada irse y salen del brazo.

Acto III -En  una terraza de una villa en Niza

Magda y Prunier se encuentran juntos tomando el té, hablando de su amor y como se conocieron. Ruggero le dice a Magda que le ha escrito a su padre, por dinero, pues le hace falta; ella se culpa y  él le dice que eso no es todo, también escribió para pedir el consentimiento de sus padres a su relación, ella no sabe que decir. Ruggero le pide que acepte ir con él a su casa rodeada de huerto y colina y cuidada por su madre y quizá tener un hijo, sale. Magda se queda sola y perturbada, quisiera decirle la verdad a Ruggero, pero no puede, no quiere destrozarlo, sale.  Aparecen Prunier y Lisette, se preguntan si ese será el lugar, pero Lisette se muestra perturbada, pues aun oye las rechiflas del publico que la abucheo una noche antes, le reprocha a Prunier su fracaso como artista, pues fue idea de él, quien dice que solo la gloria quería darle, aun así ella sigue temerosa, tiene sus propios sueños y él nada sabe de ellos. Aparece el mayordomo a quien le piden los anuncie. Magda aparece y los saluda muy contenta de que aun la recuerden, Prunier le dice que todos la recuerdan, más que eso, hablan de ella, pues no creen que haya renunciado a su vida pasada por un amor, que una vida entre renuncias, la de una casa honesta que encierra el amor en una tumba, no es la de ella. Magda le pide que no hable sobre ello, la hiere y les pregunta sobre ellos. Prunier dice haber  tratado de convertir a la camarera en artista, pero el teatro de Niza decretó que no tiene pasta de gloría  y regresará a ser camarera, la que se muestra feliz de ser de nuevo la camarera de Magda. Prunier le pide de nuevo pensar en abandonar esa vida que trata ahora de llevar y dice que hay quien la espera, sabe de sus problemas y esta dispuesto a salvarla siempre. Prunier se despide preguntándole a Lisette a que hora la puede ver en la noche. Magda le pregunta a Lisette si en verdad la abuchearon y ella dice que la escena es un precipicio, pero ya paso y va por un delantal blanco. Ruggero entra  corriendo, la respuesta de su madre ha llegado y le pide que ella misma la lea. Magda comienza a leerla, su madre le escribe que si  ella a tocado su corazón  sea bendita si la manda el señor, piensa que será la madre de sus hijos y que si él sabe que es buena, tranquila, pura  y tiene todas las virtudes le dé un beso de su parte. Ruggero la besa, mas ella no puede recibirlo, no debe engañarlo, pues su pasado no puede olvidarse y nunca podrá entrar en su casa,  Ruggero pregunta el por qué, contaminada he llegado a ti, responde Magda; pero a él no le importa, sólo sabe que es suya. Magda podrá ser su amante, pero nunca su esposa, Ruggero le pide que calle, que sus palabras son su perdición y lo destrozan,  ella también ella sufre, pero en su casa no puede entrar. Le pide vaya a casa con su madre y la olvide; él le ruega que no lo deje, si no ve su llanto y sufrimiento y ella le dice que el sacrificio que hace es por él, que su alma siempre estará  con él, que regrese a su casa y ella regresará a su pena, que deje que el dolor sea de ella. Ruggero  queda sollozando, mientras Lisette,  se acerca a Magda quien se apoya en ella y salen.

Fuente y agradecimiento por la sinopsis: Jorge Barradas G.

Material para ver  y escuchar

Les dejo un video del famoso tema de Magda Chi il bel sogno di Doretta… de La Rondine cantado por Renata Tebaldi.

Ver el libreto bilingüe de La Rondine (italiano y español)

 

Anuncios

Comenta, pues

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s