Rossini, el genial compositor bisiesto

Que es un homenaje mío a este gran compositor

G. RossiniGioachino, Gioacchino o simplemente G. Rossini, fue el genial compositor de ‘Almaviva, ossia L’inutile precauzione’ (más conocida en español como El Barbero de Sevilla) o de su ópera final ‘Guillaume Tell’ (‘Guglielmo Tell’ en italiano o Guillermo Tell), por la que Donizetti diría que si “Rossini ha compuesto el primer y el tercer acto, Dios el segundo…”

Gioacchino Antonio Rossini, nació un 29 de febrero de 1792. La ópera con la que debutó fue ‘La cambiale di matrimonio’ (El contrato matrimonial), en 1810 en Venecia y fue un éxito. Éxito que tal vez lo motivó a hacer más óperas. Pero esta no es la primera que compuso pues ‘Demetrio e Polibio’, ópera seria en dos actos, la escribió en 1806, cuando tenía solamente 14 años y aún era estudiante de música, pero esta recién se estrenó en 1812 en Roma. ‘La pietra del paragone’ también le trajo gran éxito a Rossini en el teatro Alla Scala de Milán en 1812, una obra jocosa en la que demostró su gran talento para este género, uno de los géneros operísticos por los que trascendería en el tiempo.

Gioacchino RossiniSin duda la ópera que más fama le ha dado es El Barbero de Sevilla, lo llamó ‘Almaviva, ossia L’inutile precauzione’ (Almaviva o La inútil precaución) para evitar alguna confusión y coincidencia con la ópera ‘Il Barbiere di Siviglia’ de Giovanni Paisiello. Lo cierto es que El barbero de Sevilla de Rossini opacaría casi eternamente al de Paisiello. El estreno fue un fracaso… ¿falló acaso la composición? No. A Rossini le tomó entre once días y trece días componer la obra, y la composición no había fallado, era (y es) perfecta. Se dice que tan pronto estaba el estreno de la ópera en composición que tuvo que ‘autoplagiarse’, por ejemplo, la obertura pertenecía en un comienzo a ‘Aureliano in Palmira’. Muchos afirman que esto lo hacía porque muchas ciudades no estaban conectadas entre sí, en aquellos tiempos, y podía utilizar trozos de otras óperas en los nuevos estrenos, todo esto porque tenía que estrenar anualmente muchas obras. Genio en todo sentido, pues sus ‘autoplagios’ nunca estuvieron, musicalmente, fuera de lugar en las obras y el producto era, como dice Stefano Russomanno, “sorprendentemente homogéneo”. Por lo tanto, el fracaso de ‘El barbero de Sevilla’, principalmente, fue por la predisposición del público al creer que sería una copia o algo menor a la composición de Paisiello; pero esto duró solo la primera presentación, de la segunda hasta ahora no deja de ser un éxito.

Caricatura de Rossini

Por ‘El barbero de Sevilla’ Verdi dijo: “No puedo evitar pensar que ‘Il Barbiere di Siviglia’, por su abundancia de ideas, su viveza cómica y su claridad de declamación, es la ópera bufa más bonita que existe”. Según los anecdotarios Beethoven dijo que había leído con placer El barbero de Sevilla y que le había encantado, le dijo que no se aparte del género cómico, pues sería forzar a su destino. Antes de despedirse le dijo “Sobre todo, haga muchos Barberos”.

Según Edmond Michotte, cuando Wagner habló con Rossini, éste le dijo que era un crimen que hubiera dejado la pluma a los treinta y siete años, agregándole que ni él mismo tenía idea de lo que hubiera podido extraer de su privilegiado cerebro.

Rossini en su madurezRossini, “forzando a su destino”, compuso también óperas serias tan famosas como Semiramide o Guillaume Tell (Guillermo Tell), esta última en donde demostró una madurez musical tremenda y capacidad y talento para las óperas serias. Lamentablemente dejó de componer muy joven, pero pudo demostrar que se desenvolvía bien en todo tipo de obras musicales, pues compuso incluso obras ‘solemnes’.

Admirado por muchos compositores, cantantes, y público de la época. Por su fallecimiento, en noviembre de 1868, Giuseppe Verdi tuvo la iniciativa de crear un réquiem junto con otros compositores y al terminarlo, representarlo en su honor. Verdi compuso el famoso ‘Libera me’ que se encuentra presente, con pequeñas modificaciones, en su Messa da Réquiem, pero por diversos motivos no se pudo concretar la representación de esta Misa y cada parte fue entregada a su respectivo compositor. En su homenaje se interpretó su Stabat Mater.

En la actualidad, personas ajenas al mundo lírico y a la ópera podrían reconocer a Rossini al escuchar solamente las oberturas de Il Barbiere di Siviglia, La Gazza Ladra o Guillaume Tell. Y es que su música es tan agradable y divertida que dudo que alguien no la haya escuchado.

Rossini, el compositor que nació un día a veces inexistente, dejó al mundo su obra, una huella que nos dice que él nació un 29 de febrero y que, aunque en un 2007 o un 2009 no exista ese día, siempre se le recordará y su maravillosa obra así lo exige. Genio, cómico, serio, amante de la comida, virtuoso. Un compositor que desde hace 216 años (¿o menos?) ha traspasado los límites del tiempo y nos regala un poco de su genialidad convertida en música.

Fuentes y mayor información en:
El Poder de la Palabra: Gioacchino Rossini
La Gazzetta Belcantista: Un réquiem para Rossini
Wikipedia: Gioacchino Rossini
Karadar: Gioacchino Rossini
RAI International Online: Gioacchino Rossini
Peruan-Ita: Encuentros Célebres
Etc.
Anuncios

Comenta, pues

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s